sábado, 18 de abril de 2015

La lechera

       La lechera

Encuadre:


  • Obra: La lechera
  • Autor: Vermeer
  • Año de creación: 1658-1660
  • Género: pintura
  • Estilo: pintura barroca holandesa
  • Otras obras del autor: Vista de Delft, La joven de la perla...




Descripción:

La lechera se trata de un cuadro realizado al óleo sobre un lienzo de pequeñas dimensiones (44,5 x 41 cm), por el pintor holandés Johannes Vermeer entre los años 1658 y 1660, y expuesto actualmente en el Riijksmuseum de Ámsterdam (Holanda).

En la imagen, podemos observar el edificio en el que se encuentra expuesta la pintura en la actualidad.







Pasando a la escena, podemos observar en la esquina de una habitación a una mujer, probablemente una criada, por su forma tan característica de vestir, vertiendo leche en el recipiente de barro que se encuentra sobre la mesa, destacando también en un primer plano una cesta con unos pedazos de pan.

Este cuadro, muestra unas caracteristicas propias del estilo de Vermeer, que nos servirán para hacer un análisis más profundo de la pintura, entre las que destacan:


  • Realización de la obra en un lienzo de pequeño formato, como ya se ha mencionado al principio de la descripción. 
  • Vermeer ha querido representar con esta pintura una escena de la vida diaria de la burguesía, ambientada en el interior de una vivienda.
  • El interior, en este caso una cocina, podemos ver que no es excesivamente lujoso, sino más bien lo contrario, pero posee todo lo necesario y para ser un entorno agradable y austero.
  • La figura se encuentra perfectamente definida por el dibujo y el empleo de una luz suave, en este caso procedente de la ventana situada a la izquierda. 
  • Por otro lado, apreciamos un colorido alegre, contraste entre amarillo y azul de los ropajes de la muchacha, que contribuye a hacer las composiciones más atractivas y menos sobrias.
  • Para finalizar, cabe mencionar la serenidad en el rostro de la joven, que representará el gusto de este pintor por el sosiego y lo sencillo.



Contexto histórico:

Nos encontramos en el siglo XVII, en el cual se produjo una fuerte crisis en Europa, tanto política, como social y económica.
Por otra parte, estalló la Guerra de los Treinta Años, conflicto que tuvo su origen en Bohemia, debido a la profunda división religiosa existente, y con escenario principal en los Países Bajos. Pero, en 1648 se finaliza este largo altercado con la Paz de Westfalia, la cual estableció un nuevo orden europeo vigente hasta el siglo XIX, y caracterizado por diversos aspectos como la aparición de los Estados, crisis en la autoridad papal, hegemonía de Francia, libertad religiosa...
Más tarde, debido tanto a la interminable sucesión de guerras como a las malas cosechas, que provocaron un descenso en la población, se produjo una crisis durante el siglo XVII, afectando sobre todo a la zona más meridional del continente, mientras que hechos como el auge del comercio y la aplicación de nuevos rudimentos y técnicas en la agricultura, lograron mantener una situación más estable en el resto de Europa.
Por último, se produce desde el siglo XVIII, la transición desde el Antiguo Régimen a la sociedad contemporánea, con bases como el desarrollo de la actividad industrial y comercial por el aumento de producción y el incremento del nivel de vida; la sociedad, que seguía siendo estamental, logró traer consigo una creciente heterogeneidad basada en criterios monetarios y también, otras muchas novedades políticas a parte de la implantación en Europa de las monarquías absolutistas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada